Todo aquel que lea la biografía de Chiara percibe de un modo evidente la continuidad de los valores que ha vivido desde la niñez a la adolescencia y a la madurez juvenil. Es obvio la estrecha unidad que consigue establecer entre la convicción de fe y los deseos, los sentimientos, las decisiones y los hechos concretos. Lo consigue haciendo posible, como nos enseña S. Pablo (Gal.5,6), que su fe se haga acción por medio del amor. Todo tiene su raíz en una certeza firme: «Dios la ama inmensamente!».

Toda su experiencia espiritual es un vivir de Cristo. Ha realizado la frase de S. Paolo: “Cristo ha muerto por todos para que los que viven ya no vivan para sí mismos sino para aquél que ha muerto y resucitado por ellos”. El Señor le ha pedido mucho; pero le ha ayudado, con la fuerza del Espíritu a no negarle nada. Ella le ha sido fiel y Dios la ha recompensado ya con el “céntuplo” en esta vida con experiencias de Cielo, junto a la certeza de alcanzar rápidamente la plenitud del amor con el Esposo.

Dios es Padre, ama a cada uno de sus hijos y quiere siempre el bien para ellos; como es santo es fiel en mantener cuanto ha prometido. Ante la generosidad del amor de Dios – comprobado por el don del Hijo y el ofrecimiento total que le ha pedido para la salvación de los hombres : “El Hijo de Dios me ha amado y se ha dado a sí mismo por mí" (Gal 2,20) – Chiara siente una necesidad irresistible de tratar de hacer de todo por corresponderle. Lo declara explícitamente: «A mí me interesa sólo la voluntad de Dios: hacerla bien en el momento presente; estar al juego de Dios».

Una fe decidida y traducida en amor ha permitido a Chiara ver con una luz nueva las obligaciones diarias, las personas con las que se encontraba y las actividades que desarrollaba. Esta fe traducía en amor la experiencia alegre de la amistad y la generosa apertura hacia los desfavorecidos, marginados o que no conocen a Dios. Una fe vigorosa que ha sostenido la esperanza y el amor hasta donarse totalmente a Dios y aceptar su Voluntad

† Mons. Livio Maritano
Promotor de la Causa de canonización de la beata Chiara Badano